coworking

8 razones por las que el coworking puede ser una buena elección

¿Trabajas en tu casa pero tienes muchas distracciones? ¿Te gustaría ahorrar los costes de mantener una oficina para ti solo? ¿Tienes que alquilar salas para recibir a tus clientes?

coworking
Trabajos compartidos

Si trabajas desde casa sabes los pros y  sobretodo contras de estas opción como: distracciones, pobre imagen profesional, soledad… En cambio si trabajas en una pequeña oficina sabes que los costes son demasiado altos para un solo profesional o una empresa de muy pocos trabajadores.

El coworking nació para mejorar las condiciones de trabajadores independientes o pequeñas empresas, de forma que comparten un mismo espacio de trabajo diversos profesionales. Tanto si eres un profesional independiente como si estás pensando en montar una pequeña startup, esta opción de trabajo puede ser muy interesante para ti.

Cada vez hay muchos más espacios preparados para este tipo de actividad que ofrecen soluciones muy interesantes con precios realmente ajustados. Además de las ventajas que explicaremos a continuación, hay espacios que ofrecen servicios adicionales como recepción de llamadas, asesoría profesional… que pueden ser muy interesantes.

La unión hace la fuerza

Son muchas las bondades del coworking. A continuación las 8 que hemos encontrado más importantes:

  1. Permite ahorrar costes. este el aspecto más tenido en cuenta sobretodo ahora que el dinero escasea más de lo habitual. Los estudios cifran el ahorro del coworking en hasta un 60% de los costes fijos de mantener una oficina propia. En una suela cuota tienes tu parte de gastos en cuanto a alquiler, luz, mantenimiento… El ahorro es el principal atractivo del coworking respecto a una oficina para ti solo, pero además no supone un coste muy elevado si estás trabajando en tu casa. Desde 200-300 € puedes encontrar opciones muy interesantes.
  2. Mejora tu imagen profesional. Si tienes un trabajo que te exige reuniones con clientes o partners, seguramente recibirlos en tu casa no es una opción, y alquilar una sala para la ocasión resulta muy caro. Por lo tanto tener un espacio profesional donde celebrar tus reuniones te da ese plus de imagen profesional. Además puedes establecer la dirección del espacio como tu dirección de la empresa, con lo que también mejoras de pasar de una dirección particular a un espacio de oficinas.
  3. Ayuda a marcar horarios de trabajo. Los que trabajamos en casa o somos muy disciplinados o tendemos a mezclar ocio y trabajo de forma que a lo mejor estamos descansado a las 11 de la mañana y trabajando a las 12 de la noche. La flexibilidad que permite el hogar puede ser interesante para algunos, pero la disciplina de un horario bien definido te ayuda a garantizar los periodos de descanso y a tener una vida más ordenada, con lo que mejora tu calidad de vida. Siempre puedes acabar trabajando más al volver a casa…
  4. Elimina distracciones. Trabajando en casa la distracción sobrevuela en todo momento sobre tu cabeza. Es muy fácil ir un momento a la cocina a picar algo, ponerte a leer una revista, tener la cabeza ocupada con preocupaciones del hogar… Además si tienes hijos sabrás que es imposible trabajar cuando ellos quieren pelea. Trabajar en una oficina no es que elimine todas las distracciones, pero el entorno profesional invita a la concentración y evita muchas de las distracciones típicas de una casa.
  5. Mejora tu networking. En un espacio profesional plagado de otros profesionales independientes como tú o incluso pequeñas empresas es mucho más fácil hacer networking y conocer gente que en algún momento puede ser una figura clave como partner.
  6. Crea sinergias. Los profesionales que pueblan estos espacios de coworking suelen ser de sectores tecnológicos o creativos, por lo que puede ser que haciendo networking conozcas a alguien con el que puedas desarrollar un proyecto conjunto o que puedes subcontratar parte de tus proyecto o el de los suyos. En general se da un ambiente positivo para el intercambio de ideas.
  7. Permiten colaborar de forma más cómoda. Si trabajas en proyectos que requieran de más personas existe la opción de trabajar todos juntos en un mismo espacio de coworking. Es cierto que Internet ha eliminado muchísimas barreras para trabajar con gente de todo el mundo de forma online de manera que no sea necesaria una presencia física, pero muchas veces todo funciona mucho más fluido si los integrantes de un proyecto trabajan en un mismo espacio.
  8. Ayuda a manterte cuerdo. Trabajar de forma independiente en casa tienes sus ventajas pero un gran problema: es muy fácil aislarte del mundo exterior y verte absorvido por tu trabajo. Para este problema el coworking es una solución excepcional, ya que te obliga a salir de casa y a relacionarte con más personas en tu día a día.

Como hemos visto el coworking es una alternativa muy válida tanto a trabajar desde casa como a tener una oficina para ti solo. No es para todos ni deja de tener aspectos negativos pero todo lo positivo que conlleva como mínimo requiere de un profundo análisis para saber si se puede adaptar a nosotros www.moblesfarres.com

Gripe en la oficina

10 consejos prácticos para evitar el contagio de enfermedades en la oficina

Las oficinas pueden convertirse en los principales centros de contagio de enfermedades respiratorias, de ahí la importancia de tomar medidas para mantener una buena ventilación e higiene en estos espacios

Gripe en la oficina
consejos para evitar contagios

La oficina es el lugar en el que más tiempo pasan al día millones de personas en todo el mundo, y a pesar de parecer inofensivas por estar en entornos cerrados, la realidad es que éstas pueden ser de los centros más contaminantes y dónde más enfermedades se pueden adquirir, sobre todo las respiratorias.

En los últimos días, el Coronavirus surgido en China ha puesto en alerta al país asiático y al mundo, por lo cual las medidas de prevención se están reforzando.

Lo mismo ocurrió cuando se detonó el ébola y en el 2009 con la expansión de la influenza H1N1, lo que obligó a cambiar técnicas de protección y a fomentar una cultura de cuidado sanitario en nuestro país, sobre todo en los lugares cerrados.

Sin ser tan extremos, diversas enfermedades, pueden contraerse en el trabajo,  resfriados o infecciones, tanto respiratorias como estomacales. Por ello, es necesario tener protocolos de acción para evitar, en la mayor medida posible, que los virus se propaguen por todo el centro de trabajo.

Ante esto, presentamos 10 medidas que pueden ayudarte a crear un protocolo contra los contagios:

1. VENTILA VARIAS VECES AL DÍA

Permite que circule el aire en la oficina, por lo menos tres veces al día, para evitar que se propaguen las bacterias y entre aire fresco.

2. CUIDA TU FORMA DE TOSER Y ESTORNUDAR

Recuerda que la forma correcta para hacerlo es cubriendo tu boca y nariz con el antebrazo para evitar que tu saliva y bacterias se diseminen por todo el entorno. Si algo cae sobre tu escritorio y artículos cercanos, utiliza toallitas desinfectantes y gel antibacterial.

3. DESINFECTA TODOS LOS DÍAS

Asegúrate de mantener limpio y desinfectado tu escritorio, computadora, teléfono y todo lo que usas en tu jornada cotidiana. Los elementos de tu escritorio son la forma más común de contraer un virus, ya que muchas personas entran en contacto con ellos y no se perciben como peligrosos.

Para desinfectar, utiliza productos que eliminen 99.9% de los virus y bacterias. La lavanda líquida es el producto más utilizado tanto para limpiar como desinfectar.

4. NO OLVIDES EL JABÓN

Al lavar tus manos, asegúrate de utilizar abundante agua y jabón. La Organización Mundial de la Salud indica que un correcto lavado de manos dura entre 40 y 60 segundos comenzando por frotar las palmas entre sí, entrelazando las manos y viceversa, después sigue con los dedos.

5. NO COMPARTAS UTENSILIOS DE COCINA

Evita tomar tazas, cubiertos o cualquier otro artículo de cocina de tus compañeros, aunque parezcan inofensivos.

6. PROMUEVE LA VACUNACIÓN

Asegúrate que todos los colaboradores de tu equipo sean conscientes de la importancia de vacunarse, como contra la influenza. Si te es posible, busca especialistas de salud que visiten la oficina para facilitar el acceso a las vacunas.

7. MANTÉN EL AIRE ACONDICIONADO ÓPTIMO

A través del aire se contrae la mayor cantidad de enfermedades o alergias. Por ello, asegúrate de mantener en buenas condiciones los aparatos de aire acondicionado, con mantenimiento constante.

8. NO PONGAS BOLSOS O MOCHILAS EN TU ESCRITORIO

Poner pertenencias como la mochila o bolsas sobre el escritorio es la forma más sencilla de transportar virus y bacterias, sobre todo si estuvieron en el suelo en otras partes como el metro, la calle o el baño.

9. DESINFECTA LAS TOMAS DE AGUA

Si en tu oficina hay dispensador de agua o garrafones, trata de no pegar las boquillas de tus botellas o tazas a la toma de agua. También procura desinfectar la toma cada cierto tiempo y mantener limpios los filtros.

10. SI TE ENFERMAS, NO VAYAS

Lo mejor es quedarse en casa si tienes alguna enfermedad que pueda contagiar a otros. Guarda reposo y acude al médico para evitar que te automediques. Si no son tan graves los síntomas, puedes acordar con tu lider, hacer home office.

En caso de que tengas que asistir a la oficina, usa siempre un cubre bocas, carga gel antibacterial, evita el contacto directo con tus colaboradores y compartir tus artículos que más usas www.moblesfarres.com