Mantener despejada una mesa de oficina es algo fundamental a la hora de trabajar. Disponer de un espacio limpio y ordenado hará que nos sintamos más a gusto y que nuestra productividad sea superior.

A la hora de hablar de eficiencia y productividad, los japoneses son todo un referente. Os invitamos a echar un vistazo a nuestro post cómo aplicar el feng shui a la oficina ¡no tiene desperdicio!

A lo largo de este interesante post os vamos a hablar del método de las 5 eses. Se trata de una técnica de gestión nipona que está basada en cinco etapas para conseguir entornos de trabajo más organizados y eficientes. Como muchos conceptos empresariales, también lo podemos aplicar en nuestro día a día para dar lo mejor de nosotros mismos.

¡No os perdáis detalle porque además podréis ver las mesas de ordenador más interesantes que tenemos ¿os lo vais a perder?

1. Retirar de la mesa de oficina lo que no usemos habitualmente

La primera norma fundamental para mantener la mesa de oficina a punto es deshacernos de todos aquellos elementos inútiles. Es muy importante contar sólo con lo imprescindible ya que el beneficio será doble: por un lado un entorno más limpio y fácil de ordenar y por otro el tener más a mano los objetos cotidianos.

Se trata de uno de los trucos más fáciles de aplicar ya que al final tendemos a acumular objetos que realmente usamos muy poco a menudo y muchas veces actúan más a modo de adorno.

2. Organizar la mesa de oficina y ahorrar tiempo

Una vez nos hemos deshecho de los objetos innecesarios, la segunda regla es organizar los elementos de nuestra mesa de oficina con el objeto de evitar perder tiempo. Por muy pequeño que sea la ganancia de tiempo, al final, con el paso de los días el ahorro conseguido puede ser sorprendente.
Aquí os aconsejamos el uso de varios elementos de organización, tales como bandejas para documentos, tacas para dejar bolígrafos, o el tener el teléfono y la impresora en una posición que facilite su fácil manejo.

3. La limpieza, muy importante en una mesa de oficina

La limpieza de la mesa de oficina va a ser mucho más fácil una vez nos hemos deshecho de lo innecesario y además hemos ordenado los objetos que sí necesitamos. La limpieza es el tercer truco para tener nuestra mesa en perfectas condiciones.
Tan importante además de la limpieza en sí es suprimir aquellas fuentes de posible suciedad como huecos en los que de deposite el polvo, hojas desperdigadas en algún archivador, clips sueltos, etc.

4. Mantener la mesa de oficina siempre en condiciones

Los tres anteriores trucos son perfectos para disponer de nuestra mesa al 100% pero ¿cuál sería el cuarto paso? Nada más simple y sencillo: mantener la mesa limpia, ordenada y libre de objetos innecesarios; o lo que es lo mismo: estandarizar y mantener siempre a punto el área de trabajo.

5. Seguir mejorando e intentar que nuestra mesa de oficina se supere a sí misma

El último truco que os vamos a dar es algo que se puede aplicar tanto en el caso de la mesa de oficina en sí, como en el caso del trabajo que desempeñamos en ella: la mejora continua.
Es algo que en mobles farrés aplicamos día a día para ofreceros los mejores y más interesantes productos con un servicio excelente.