EL TRABAJO DIGNIFICA AL HOMBRE

Karl Marx (1818-1883) fue el autor de una frase, “el trabajo dignifica al hombre”, en la que resumía su filosofía sobre la relación del hombre con su propia naturaleza. Bajo esta sentencia, que ha vivido varias versiones a lo largo de la historia, el filósofo alemán explica que el hombre saca a relucir sus potencialidades con el desempeño de una labor, por otra parte, exclusiva del ser humano.

Beneficios del trabajo

A diferencia del resto de animales, el homo sapiens es capaz de modificar la naturaleza con una actividad libre y consciente. El trabajo no solo es aquél lugar en el que pasamos un tercio de nuestro día a día, sino que cuenta con valores propios que el hombre adquiere cuando desempeña una labor. Además, el ser humano consigue gracias a él sentirse integrado en la sociedad, mejorar su autoestima y proyectar una imagen positiva de sí mismo ante los demás.

Numerosos estudios han evidenciado que la ausencia de trabajo provoca efectos negativos en la persona y en la sociedad. Las personas que, o bien se encuentran en situación de desempleo, o bien han perdido las ayudas estatales o subsidios, muestran una elevada incidencia de sensaciones de inseguridad, aislamiento, frustración y negatividad.También implica una reducción de las relaciones sociales y en algunos casos depresión y ansiedad.

La autoestima de la persona con trabajo se incrementa por las siguientes causas:

  • El trabajador comprueba que puede desempeñar una labor que requiere conocimientos, experiencia o ambas cosas.
  • El cobro de un sueldo le permite acceder a un nivel de consumo que satisface sus necesidades y, si es el caso, provee a su familia lo necesario para vivir y desarrollarse.
  • El empleado acredita que puede desempeñar un rol útil en la sociedad, que le sitúa dentro de un estatus socialde reconocimiento.

Trabajar es sinónimo de acogerse a una disciplina de horarios, esfuerzo e intentos de logro de unas metas concretas, lo que implica que el empleado ponga de su parte una buena parte de sus recursos humanos.

Para que el emprendedor o el trabajador por cuenta ajena alcancen las mayores metas, y ello repercuta en la buena marcha de la empresa, es imprescindible que el entorno laboral sea motivador, recompense los esfuerzos y escuche e incentive las opiniones de todos los implicados en el proceso laboral. El trabajo dignifica al hombre siempre en tales circunstancias.

La adecuación entre las expectativas laborales y los logros obtenidos depende de las posibilidades de mejora dentro de la empresa, así como de la movilidad del sector laboral en el que se desempeña el trabajo.

Condiciones de un trabajo que dignifica

Por último, es importante citar qué circunstancias deben darse para que la máxima de que el trabajo dignifica al hombre se cumpla:
  • Identificación del trabajador con la labor que realiza y con la filosofía y objetivos de la empresa.
  • Adecuación entre la capacidad del empleado y el puesto de trabajo que desempeña.
  • Retribución económica acorde con la labor y las responsabilidades que se realizan en el trabajo.
  • Generación de un escenario de expectativas de desarrollo profesional y personal en el medio y largo plazo.
  • Ambiente de trabajo positivo y motivador  www.moblesfarres.com