Primeras mesas de la historia

Breve historia de la mesa de oficina

Hoy os hablaremos de un mueble que todos tenemos en casa y en más de una forma o uso. Mesas de oficina, de centro, escritorios, mesas de cocina, auxiliares,… forman parte de nuestra vida cotidiana.

Estamos acostumbrados a vivir con estos muebles, pero nunca nos preguntamos de dónde vienen o cuándo nació la primera mesa. Vamos a investigar un poco a ver qué nos encontramos…

La mesa es, como ya hemos dicho, un mueble que se inventó simplemente buscando crear una superficie horizontal que quedara elevada del suelo  cuyo cometido es proporcionar una superficie horizontal elevada del suelo con usos varios: trabajar sobre ella, comer, colocar cosas, escribir,…

Por lo general, las mesas tienen cuatro patas que soportan piezas o placas de distintos materiales: plásticos, madera o acero. En ocasiones también se utilizan materiales naturales como piedra, o delicados con el vidrio.

Los orígenes de las primeras mesas se remontan a hace más de 3000 a.c., en Egipto. Los faraones inventaron un objeto similar a la mesa de estos tiempos, que utilizaban sobretodo para apoyarse o para alimentarse. Desde ese momento, la mesa es el mueble más utilizado y más común. En la Edad Media la mesa ya estaba en pleno apogeo.

De los romanos y los griegos llegan dos famosos tipos de mesas: las mesas de noche y las mesas de comedor. En el barroco siguieron desarrollándose nuevos tipos de mesas.

Con el renacimiento, se dotó a la mesa con un toque de distinción. El mueble, elaborado con metales preciosos como el oro, se convirtió en símbolo de jerarquía y de la burguesía de la época.

Actualmente, las mesas tienen su diversidad y su aplicación en diferentes campos… tantos como utilidades. Además del uso cotidiano que se les da, aparecen las mesas auxiliares como instrumento de adorno u ornamentación sobre las que se suelen colocar accesorios y adornos para decorar nuestros espacios.

Parece que los egipcios, una vez más, tuvieron la genial idea pero después las mesas han tenido un desarrollo infinito. Además de las que ya hemos hablado, no nos podemos olvidar de otros tipos de mesas como las de billar, los pupitres, las mesas de una pata, de tres… o las de oficina; hechas por lo general en madera y que se utilizan para aprovechar al máximo, el espacio y sirve como instrumento de apoyo para trabajar.

Como veis, mesas hay tantas como usos necesitemos darles y como imaginación tengamos.

Y yo me pregunto… ¿cómo serán las mesas del futuro? 🙂

Fuente: www.caminoacasa.com

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *