Beneficios de gimnasio y oficina

Los beneficios de hacer deporte después del trabajo

  • Hacer deporte entre 20 y 30 minutos al día otorga salud y una mejor calidad de vida.
  • Los ejercicios saludables ayudan a hacen más llevaderas las actividades físicas del trabajo.
  • Es posible compaginar empleo y deporte, siempre que tengamos fuerza de voluntad.

Es normal que después de una ardua jornada laboral lo único que apetece es llega a casa, ducharnos, cenar y tumbarnos en la cama o el sofá, pero podemos hacer más por nuestra salud para rendir más en nuestras actividades diarias.

Vamos a romper con el “no tengo tiempo”, “mañana empiezo” o el “el gimnasio está muy lejos” y empezar a realizar actividades físicas que nos ayuden a prevenir daños y agotamiento físico y mental.

Con tan sólo dedicar 20 o 30 minutos diarios a hacer deporte (especialmente, después de trabajar), conseguiremos ciertos beneficios que nos harán sentirnos mejor con nosotros mismos y más motivados con nuestros proyectos personales y profesionales.

Mejor descanso

Ya es mucha la gente que va al gimnasio después del trabajo, y es que está demostrado que el deporte ayuda a desconectar inmediatamente con las cuestiones laborales y problemas de cualquier tipo. Una pequeña descarga de energía extra nos deja completamente relajados y listos para coger la cama con gusto.

Evita el estrés

Las largas jornadas laborales, la presión de los jefes o de las reuniones de equipo pueden causar daños físicos y mentales en el trabajo.

Una de las mejores formas de despejar la mente y aparcar por un instante todas las preocupaciones producidas por el trabajo es sumergirnos en otra actividad distinta. Y qué mejor práctica que hacer deporte, que además nos ayuda a mantenernos sanos y en forma.

Ayuda a soportar las actividades físicas del trabajo

Si nuestro trabajo consiste en realizar actividades físicas, de carga, estar muchas horas de pie o en constante movimiento, la práctica de ciertos ejercicios tanto de relajación como de motivación de los músculos claves hará que nuestra rutina laboral sea más llevadera. Nuestro cuerpo estará más que preparado para la acción.

Mejor organización del tiempo

Si realmente te comprometes a practicar ejercicio diario después de trabajar, esto significa que tendrás que planificar la rutina de tu día a día. Ya no será tan difícil si has podido con el “mañana empiezo a hacer ejercicio”. Organiza tu día, semana o mes teniendo en cuenta las horas de trabajo y el tiempo dedicado al deporte para repartir otras actividades a realizar en el momento adecuado para ti.

Autoestima y autodisciplina

Además de sentirte mejor física y mentalmente, verás como el haber cambiado el chip te hará sentir una mejor persona capaz de poder enfrentarse a cualquier reto. Poco a poco dedicar un poco de tu tiempo al deporte se convertirá en un compromiso contigo mismo.

Ya sea en el gimnasio, en casa o en la calle hacer un poco de deporte después de trabajar trae beneficios que van más allá de lo físico.Vamos a dejar la vida sedentaria atrás y empecemos este nuevo año con energía. ¿Te animas?

 

Fuente: www.universia.net

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *