Ventajas e inconvenientes de ir en bici a trabajar

Pros y contras de usar la bici para ir a trabajar


Por Lola Dang Bay
Andar en bici es para muchos un placer de fin de semana, pero para otros una manera de trasladarse. Cansados del tránsito y del caos que se apodera de las calles de la ciudad, algunos decidieron convertir a la bici en su medio de transporte y moverse a sus anchas por los distintos barrios porteños.

Ventajas

«Hago ejercicio, tardo menos en llegar al trabajo, no dependo de otro para elegir el camino. Te hace sentir como si estuvieras de paseo antes de cumplir tus obligaciones (algo así como ser niño por un rato). Además no gastas plata en transporte público y no contaminas con tu vehículo», dice Guido, de 26 años.
Para Adriana, una joven de 32 años, que desde hace un par de semanas se sumó a la movida ciclista, con un modelo plegable, ir en bici es «económico, ecológico y saludable». A lo que se suma, María -de 29- para quien se trata de una distracción. «Me hace sentir libre, es gratis, es gran parte del ejercicio que hago en el día, es rápido, no tengo que lidiar con el tránsito ni aplastarme en el bondi. Es ecológico y no tengo que buscar estacionamiento».
Lo cierto es que, la bici en estos últimos tiempos se convirtió en una manera ideal para moverse en medio del embotellamiento. La historia de este vehículo de dos ruedas se remonta a 1800, a un tal Kark von Drais, a quien se le atribuye el invento. Las hay de distintos tipos: playeras, de carrera, de montaña, plegables. La idea de convertirla en medio de transporte no es algo autóctono. En Europa (sobre todo en Holanda, Suiza, Alemania y los países escandinavos) es muy común su uso como tal. En Asia, específicamente en China, es el principal medio de transporte. Cuentan que hay que tener mucho cuidado con las bicis en el país de la muralla, que son una especie de plaga. En estos lugares, se les da la misma prioridad en la planeación y el desarrollo de la infraestructura vial que a los autobuses y automóviles.
Según el entrenador físico Javier Vila, las ventajas son múltiples. «En poco tiempo puedes sentirte de la mejor manera y verte en excelente estado, ya que: mejora tu capacidad pulmonar, aumenta tu flujo sanguíneo, reduce el colesterol, disminuye la grasa de tu organismo, tonifica tus músculos, mejora tu capacidad física, beneficia todo el sistema cardiovascular y fortifica los huesos».
En el mundo se fabrican más de 100 millones de bicicletas anualmente, tres veces más que el número de automóviles . Con el plan mejor en bici, la cantidad de personas que tomaron la decisión de elegir moverse en dos ruedas se multiplicó. Según el relevamiento de la Cámara Argentina de Comercio Mayorista y Minorista de Bicicletas, Partes, Rodados y Afines (Commbi), el número ascendió de 650 mil unidades en 2002 a 1,86 millón de bicis vendidas el año pasado.

Beneficios a nivel muscular

Según Vila, además de trabajar las piernas, este ejercicio también puede involucrar la parte superior del cuerpo y los músculos centrales. Se utilizan los cuádriceps al usar los pedales de la bicicleta. También están comprometidos los glúteos, cuando los pedales van hacia abajo, los isquiotibiales y las pantorrillas.

Cómo es ir en bici al trabajo en primera persona

Antes, elegía irme en las bicis amarillas del Gobierno de la Ciudad. El proceso es sencillo, te haces parte (con fotocopia del DNI y un servicio a tu nombre), sacas una en una de las estaciones y la devuelves en otra. Justo en frente de mi trabajo hay uno de esos puestos, pero sólo tienes una hora y a veces el trayecto es largo, o quieres ir parando. Además, siempre me gustó andar en bici. Así que opté por empezar a moverme en la mía, es una playera medio destruida, y el tema es que no quería dejarla en la calle y en el trabajo no hay guardería hasta que… se me ocurrió comprarme una plegable (son caras, pero MUY prácticas). Y así fue que arranqué a recorrer la cuidad en bici.
Pros
No más amontonamiento en el subte o el colectivo
Decidís la ruta (puedes cambiarla, para que no sea monótono)
La visual: vas viendo la calle, el aire te refresca la cabeza
Tienes tus tiempos, vas calculando cuanto tardas y puedes conducir tranquilo
No estás sujeto a los paros, huelgas o problemas técnicos de los medios de transporte
Contras
Si en tu trabajo no te dejan subir la bici (sea plegable o no) no tienes donde dejarla y la calle no parece un buen lugar -hasta atada es un riesgo-
El calor y la transpiración. Andar en bici en tiempos de calor puede hacer que no llegues demasiado caluroso al trabajo. En algunos lugares hay duchas. Sino una buena opción es llevarse una muda de ropa.
Me levanto una hora antes, desayuno y salgo. La ruta es fácil: voy derecho por Arenales hasta Coronel Díaz y de ahí tomo la bicisenda hasta Libertador. No hay casi tránsito ciclista y el aire es genial. Agarro la otra bicisenda y voy derecho hasta Retiro. Los días de calor y sol se hace mucho más tedioso, pero si vas lento casi no transpira. Los coches no te afectan, capaz lo que es un poco molesto es la subida y bajada de las veredas. Hay aire, árboles y puedes ir a la velocidad que quieres. En Retiro se complica un poco porque hay mucha gente, pero es cuestión de mantener el equilibrio. Atravieso la Plaza de los ingleses y agarro Madero, ya no tiene sentido irme hasta la otra bicisenda, estoy a pocas cuadras de mi trabajo. Como no hay guardería subo la bici a la oficina (sólo me dejan porque se pliega). Lo bueno es que en lugar de tardar 40 minutos, tardo 25 y voy a mi ritmo, llego relajada y contenta. Se libera una energía distinta, me oxigené, no gasté plata y tuve un mínimo contacto con la naturaleza.

¿Lo recomiendas?

Guido: «Lo recomiendo, ya que no le veo nada en contra. Sólo hay que tener cuidado con la gente que conduce otros vehículos ya que no son respetuosos de las normas de tránsito».
María: «Sí, me siento con más energía e inconscientemente me impulsó a llevar una vida más sana».
Nicolás: «Sí, está bueno porque hay un cambio de mentalidad, la gente se moviliza más en bici y se relaja».
Fuente: https://www.somosohlala.com/
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *