Entradas

Ventajas e inconvenientes de ir en bici a trabajar

Pros y contras de usar la bici para ir a trabajar


Por Lola Dang Bay
Andar en bici es para muchos un placer de fin de semana, pero para otros una manera de trasladarse. Cansados del tránsito y del caos que se apodera de las calles de la ciudad, algunos decidieron convertir a la bici en su medio de transporte y moverse a sus anchas por los distintos barrios porteños.

Ventajas

«Hago ejercicio, tardo menos en llegar al trabajo, no dependo de otro para elegir el camino. Te hace sentir como si estuvieras de paseo antes de cumplir tus obligaciones (algo así como ser niño por un rato). Además no gastas plata en transporte público y no contaminas con tu vehículo», dice Guido, de 26 años.
Para Adriana, una joven de 32 años, que desde hace un par de semanas se sumó a la movida ciclista, con un modelo plegable, ir en bici es «económico, ecológico y saludable». A lo que se suma, María -de 29- para quien se trata de una distracción. «Me hace sentir libre, es gratis, es gran parte del ejercicio que hago en el día, es rápido, no tengo que lidiar con el tránsito ni aplastarme en el bondi. Es ecológico y no tengo que buscar estacionamiento».
Lo cierto es que, la bici en estos últimos tiempos se convirtió en una manera ideal para moverse en medio del embotellamiento. La historia de este vehículo de dos ruedas se remonta a 1800, a un tal Kark von Drais, a quien se le atribuye el invento. Las hay de distintos tipos: playeras, de carrera, de montaña, plegables. La idea de convertirla en medio de transporte no es algo autóctono. En Europa (sobre todo en Holanda, Suiza, Alemania y los países escandinavos) es muy común su uso como tal. En Asia, específicamente en China, es el principal medio de transporte. Cuentan que hay que tener mucho cuidado con las bicis en el país de la muralla, que son una especie de plaga. En estos lugares, se les da la misma prioridad en la planeación y el desarrollo de la infraestructura vial que a los autobuses y automóviles.
Según el entrenador físico Javier Vila, las ventajas son múltiples. «En poco tiempo puedes sentirte de la mejor manera y verte en excelente estado, ya que: mejora tu capacidad pulmonar, aumenta tu flujo sanguíneo, reduce el colesterol, disminuye la grasa de tu organismo, tonifica tus músculos, mejora tu capacidad física, beneficia todo el sistema cardiovascular y fortifica los huesos».
En el mundo se fabrican más de 100 millones de bicicletas anualmente, tres veces más que el número de automóviles . Con el plan mejor en bici, la cantidad de personas que tomaron la decisión de elegir moverse en dos ruedas se multiplicó. Según el relevamiento de la Cámara Argentina de Comercio Mayorista y Minorista de Bicicletas, Partes, Rodados y Afines (Commbi), el número ascendió de 650 mil unidades en 2002 a 1,86 millón de bicis vendidas el año pasado.

Beneficios a nivel muscular

Según Vila, además de trabajar las piernas, este ejercicio también puede involucrar la parte superior del cuerpo y los músculos centrales. Se utilizan los cuádriceps al usar los pedales de la bicicleta. También están comprometidos los glúteos, cuando los pedales van hacia abajo, los isquiotibiales y las pantorrillas.

Cómo es ir en bici al trabajo en primera persona

Antes, elegía irme en las bicis amarillas del Gobierno de la Ciudad. El proceso es sencillo, te haces parte (con fotocopia del DNI y un servicio a tu nombre), sacas una en una de las estaciones y la devuelves en otra. Justo en frente de mi trabajo hay uno de esos puestos, pero sólo tienes una hora y a veces el trayecto es largo, o quieres ir parando. Además, siempre me gustó andar en bici. Así que opté por empezar a moverme en la mía, es una playera medio destruida, y el tema es que no quería dejarla en la calle y en el trabajo no hay guardería hasta que… se me ocurrió comprarme una plegable (son caras, pero MUY prácticas). Y así fue que arranqué a recorrer la cuidad en bici.
Pros
No más amontonamiento en el subte o el colectivo
Decidís la ruta (puedes cambiarla, para que no sea monótono)
La visual: vas viendo la calle, el aire te refresca la cabeza
Tienes tus tiempos, vas calculando cuanto tardas y puedes conducir tranquilo
No estás sujeto a los paros, huelgas o problemas técnicos de los medios de transporte
Contras
Si en tu trabajo no te dejan subir la bici (sea plegable o no) no tienes donde dejarla y la calle no parece un buen lugar -hasta atada es un riesgo-
El calor y la transpiración. Andar en bici en tiempos de calor puede hacer que no llegues demasiado caluroso al trabajo. En algunos lugares hay duchas. Sino una buena opción es llevarse una muda de ropa.
Me levanto una hora antes, desayuno y salgo. La ruta es fácil: voy derecho por Arenales hasta Coronel Díaz y de ahí tomo la bicisenda hasta Libertador. No hay casi tránsito ciclista y el aire es genial. Agarro la otra bicisenda y voy derecho hasta Retiro. Los días de calor y sol se hace mucho más tedioso, pero si vas lento casi no transpira. Los coches no te afectan, capaz lo que es un poco molesto es la subida y bajada de las veredas. Hay aire, árboles y puedes ir a la velocidad que quieres. En Retiro se complica un poco porque hay mucha gente, pero es cuestión de mantener el equilibrio. Atravieso la Plaza de los ingleses y agarro Madero, ya no tiene sentido irme hasta la otra bicisenda, estoy a pocas cuadras de mi trabajo. Como no hay guardería subo la bici a la oficina (sólo me dejan porque se pliega). Lo bueno es que en lugar de tardar 40 minutos, tardo 25 y voy a mi ritmo, llego relajada y contenta. Se libera una energía distinta, me oxigené, no gasté plata y tuve un mínimo contacto con la naturaleza.

¿Lo recomiendas?

Guido: «Lo recomiendo, ya que no le veo nada en contra. Sólo hay que tener cuidado con la gente que conduce otros vehículos ya que no son respetuosos de las normas de tránsito».
María: «Sí, me siento con más energía e inconscientemente me impulsó a llevar una vida más sana».
Nicolás: «Sí, está bueno porque hay un cambio de mentalidad, la gente se moviliza más en bici y se relaja».
Fuente: https://www.somosohlala.com/
FENG-SHUI

El FENG SHUI EN TU OFICINA

Cómo te ayuda el Feng Shui

El Feng Shui  es una práctica china milenaria que busca equilibrar las energías , logrando así influir de forma positiva en las actividades diarias que realizas. Así, este antiguo arte chino también puede impulsar tu carrera, favorecer el flujo de energía positiva en tu despacho en casa . ¡Comienza ya a diseñar tu oficina en casa según el Feng Shui, y consigue un verdadero despacho Feng Shui!

¿Qué  es el Feng Shui?  El arte milenario del Feng Shui y la decoración de interiores

El Feng Shui es un antiguo arte chino, que considera que el Chi (una fuente natural de energía) se encuentra a nuestro derredor. Facilitando su circulación por nuestra casa, el Chi llenará nuestra mente y nuestro cuerpo. Según este milenario arte chino, la posición de los objetos influye positivamente en el flujo de la energía en un espacio.

Por esta razón, un requisito fundamental es que la decoración de interiores sea equilibrada y armoniosa. Oímos hablar mucho sobre los beneficios que la práctica del Feng Shui tiene en los hogares, pues consigue atraer la paz, el dinero y el amor.

Ahora bien: en la actualidad, y en esta nueva normalidad, es más frecuente y necesario el trabajar desde casa. El teletrabajo ha llegado, y por lo visto, ha llegado para quedarse durante mucho tiempo.

Por lo que el Feng Shui es el perfecto aliado para diseñar un lugar que propicie nuestro buen ritmo de trabajo, mejore nuestra concentración productividad, y así conseguir el éxito laboral, también desde casa.

El Feng Shui para trabajar en casa

¿Te has preguntado cómo sería aplicar esta técnica al lugar donde pasarás buena parte de tu tiempo: tu nuevo escritorio de trabajo en casa?  ¿Cómo puedes aplicar el Feng Shui en el trabajo, ahora también desde casa?.

Según el Feng Shui, es clave prestar atención tanto a la orientación de la oficina como a su ubicación dentro de la casa.

Por ello, y para comenzar, será preciso ubicar y acomodar tu escritorio de tal forma que éste te influya de manera efectiva y positiva, mejorando así tu productividad y potenciando tus resultados laborales.

Dónde poner tu oficina en casa según el Feng Shui

Lo más importante es que tu nueva oficina en casa sea funcional. Si tienes la suerte de poder diseñar tu espacio laboral desde cero, en la medida de lo posible es recomendable seguir las siguientes pautas a nivel general:

  • Intenta trabajar en una zona situada lejos de la entrada. Cuanto más interior esté tu oficina en casa, mejor será su Feng Shui.
  • Es recomendable evitar colocar la mesa de trabajo en el extremo de un pasillo, en línea recta.
  • Si es posible, procura no colocarte en una zona que mire directamente a la puerta de entrada, o la puerta del baño, o a una escalera. Según el Feng Shui tus posibilidades de progreso se verían afectadas.
  • Escoge zonas que no tengan nada por encima, como por ejemplo un lugar con una viga de techo a la vista. Según el Feng Shui, sufrirías de eternas presiones y dolores de cabeza.

Aunque en esta nueva realidad, tu nuevo espacio de trabajo donde se desarrollará tu vida profesional se mezcla con los ambientes y las actividades que realizas en tu hogar.

Cómo tener una oficina Feng Shui: diseño de tu despacho en casa

Si eres de los privilegiados de tener suficiente espacio para dedicarle una habitación para tu escritorio en casa, lo óptimo es contar con una pared sin puertas o ventanas detrás de tu escritorio, y colocar un asiento de respaldo ancho y alto.  Según el Feng Shui, esto último nos servirá de protección a rumores y traiciones.  Si es posible, intenta además que tu escritorio dé hacia una ventana.  Y si tiene vista a la calle, mucho mejor. Según el Feng Shui, esto te permitirá abrir tus horizontes, energéticamente hablando.

Pero como todo esto no siempre es posible, si no tienes suficientes m2 en casa, o si tu área de trabajo tiene que robarle espacio a algún otro ambiente de tu hogar (por ejemplo: tu dormitorio, el salón, etc), o si tu zona de trabajo en casa está en una habitación cerrada, o no puedes cambiar tu mesa de escritorio de orientación, evalúa la posibilidad de pegar una foto de un espacio abierto o de colocar un mural de un paisaje que te guste.

En cualquier caso, el escritorio preferiblemente no debería de estar enfrentado a la puerta. También se recomienda que la mesa esté paralela a la pared.

Finalmente, te damos las últimos tips para que los tengas en cuenta al diseñar tu escritorio en casa.

Reglas del Feng Shui en tu despacho en casa:

Ya puedes reorganizar tu oficina en casa, para que se convierta en un lugar muy agradable para trabajar. Toma nota de las siguientes reglas del Feng Shui aplicadas en la oficia en casa:

. 1 – Las plantas y el Feng Shui

Según el Feng Shui, una plana permitirá que tus raíces estén mejor enraizadas.   Tener una planta en tu escritorio, aunque sea pequeña, te conectará con el mundo natural, además de asegurarte una buena calidad del aire. 

Unas bonitas flores frescas, o plantas tipo suculentas son ideales para estimular tu creatividad.  Las plantas con hojas redondas sirven para absorber la energía negativa que emiten el ordenador o el teléfono.  Evita las cactáceas, así como las plantas de hojas puntiagudas.  ¿Nuestra sugerencia?  Los bambús son sencillos de cuidar y típicos de la cosmogonía china, y corresponden a la imagen de las plantas para la oficina feng shui que todos tenemos

. 2 – El escritorio Feng Shui

¿Qué debes hacer para tener un mueble de escritorio Feng Shui?

  • El tamaño de la mesa de despacho Feng Shui no debe ser ni demasiado grande, ni demasiado pequeña, sino que debe estar de acuerdo con el espacio que dispones para trabajar en casa.
  • En lo que respecta a la forma del escritorio, el colocar un escritorio rectangular te permite mantenerte enfocado; mientras que un escritorio en forma de U, es un imán para que la energía fluya.
  • Y en relación al material que escojas para tu escritorio en casa: mientras que la madera representa firmeza, el vidrio refleja transparencia, y el metal representa exposición. La combinación de madera y cristal puede llegar a ser una buena solución.

. 3 – Usa una silla alta

Es muy importante que tu silla te dé el respaldo que necesites.  Esto no sólo es mejor para tu postura: te protege energéticamente y te brinda seguridad.

Por ello, no solo debes elegir una silla que te guste, sino que además sea ergonómica. Intenta escoger una que recoja bien las lumbares, que te ayude a tener una postura corporal correcta para las piernas, y con la espalda recta.   Para regularla y saber si la altura de la silla es la correcta, tus antebrazos, muñecas y manos deben estar en línea recta sobre la mesa.   Y tus piernas relajadas, al mantener los pies apoyados en el suelo.

. 4 – El significado de los colores según el Feng Shui: los colores para una oficina Feng Shui

Los colores buscan lograr el equilibrio del principio Yin-Yang.   Existen colores apacibles como el verde, el celeste, el gris y el negro representan el Yinsímbolo de la tranquilidad, concentración y creatividad.   En contraposición, los colores vivos como el rojo, el naranja, el amarillo y el blanco representan el Yangsímbolo de la vitalidad, fuerza e iniciativa.  Y esto también es válido a la hora de elegir colores para una oficina Feng Shui.

Presta mucha atención a los colores en tu zona de trabajo. Te dejamos nuestra guía simplificada de colores para el éxito según el Feng Shui:

  • Dorado

    Los tonos dorados traen buena suerte en la oficina. Según el Feng Shui el color dorado también significa buena salud. Puedes incluir detalles dorados en la decoración de tu escritorio, y su utilización sutil otorga al ambiente elegancia y sofisticación.

  • Negro

    En Feng Shui el color negro representa el elemento agua.  La pintura negra podrá ser utilizada en la zona norte de tu hogar, es decir, la zona que está dedicada al desarrollo laboral, pues el negro se asocia con la riqueza y la abundancia. Aunque en general ningún color debe prevalecer sobre otro, el negro nunca debe utilizarse en los techos. Este color implica peligro. Puedes utilizarlo en el suelo, o en una pared focal (siempre con orientación norte).

  • Blanco

    El blanco es el color empleado en paredes y techos. Es un color muy yang (opuesto del negro que es yin). El blanco es símbolo de prosperidad. Representa la pureza y además da amplitud y sensación de limpieza.

  • Rojo

    El color rojo es el color adecuado para la orienación sur. No tiene por qué ser rojo absoluto; pueden ser tonalidades de la gama. Un tono en las paredes tiene como significado traer la buena fortuna. Es recomendable utilizar estos colores para cortinas, para empapelar alguna pared, o para las alfombras.

  • Verde

    El color verde es el color del dinero. Es recomendable utilizarlo en orientación sudoeste, o en el este. El color verde intenso simboliza el crecimiento de la primavera, lo que deseas desarrollar y fortalecer, si lo que quieres es estimular la llegada de la suerte en la oficina.

  • Azul

    También representa el elemento agua. Puedes utilizarlo para producir un buen efecto en orientación este, sudeste y norte. Eso sí, es conveniente no excederse con el color azul ya que el agua jamás debe activarse en grandes cantidades.

. 5 – Coloca un objeto «magneto»

Las figuras que representen la astrología china atraerán la buena energía y prosperidad.   También puede ser útil escribir la frase inspiradora que más te identifique, para que siempre esté a la vista, y te motive constantemente.

. 6 – La presencia del agua en la oficina

Este líquido vital representa el flujo de tu carrera, para que ésta se abra paso ante las dificultades.   Para favorecer tu carrera profesional según el Feng Shui, podrías poner una pequeña fuente.   El sonido del agua que fluye también te permitirá mantenerte relajado y calmado, a pesar de todas las tensiones en el trabajo.   O en caso extremo, puedes colocar un vaso con agua en tu escritorio.

. 7 – Espejos y puertas

Como decíamos antes, es importante que tu escritorio no dé a la puerta. Por ello, si estás de espaldas a la entrada, coloca un espejo pequeño, para que siempre puedas ver quién viene hacia ti desde detrás.

. 8 – La iluminación

La luz solar es fundamental para impulsar tu energía.  Si tienes que usar energía eléctrica, asegúrate de que las lámparas sean cálidas y potentes.

Las cortinas también tienen su significado: te pueden dar una sensación de seguridad si son largas y llegan hasta el suelo

. 9 – Fotos e imágenes

Las fotos son muy simbólicas, pues representan todo aquello por lo que estás trabajando. Puedes poner fotos de aquellas personas que te mantengan feliz y motivado.

 

Cómo mantener el orden y la energía positiva en el Feng Shui

En el Feng Shui se aplica la regla de ‘cuanto menos objetos tengamos a la vista, mejor’.  La organización y el equilibrio en tu lugar de trabajo en casa son sumamente importantes, ya que es la nueva zona donde se desarrollará tu vida profesional.   Según el Feng Shui, la limpieza, la higiene, la seguridad y el orden son los representantes de la energía positiva. Por el contrario, la suciedad, el desorden y la inseguridad, son el reflejo de la energía negativa. Así que ya sabes: el desorden en tu nuevo lugar de trabajo desde casa se podría convertir en el principal enemigo de la energía positiva.

Organiza tus papeles por prioridad y deshazte de los que ya no utilices.   Esto no sólo afectará positivamente tu Feng Shui, sino que también te ayudará a concentrarte en tus tareas, y trabajar de una manera más cómoda.   

Y un punto de atención: si por necesidad tienes cables sueltos en la zona de trabajo (ladrones, alargos, etc), trata de recogerlos y ordenarlos, pues representan “confusión”.

Para finalizar, es esencial fijarse en que los elementos de limpieza como las escobas, papeleras, cepillos, etc., no estén en lugares visibles, y menos aún por el medio.  Estos objetos simbolizan la mala suerte, pues se cree que la presencia de una escoba cerca del vestíbulo barre todas las posibilidades de buena fortuna, ya que en el Feng Shui las escobas se consideran maldición.   Es recomendable que todos estos artilugios estén guardados en armarios cerrados

Concluyendo…

Ahora sólo te queda tomar perspectiva, tomar decisiones, y poner en marchar todas estas ideas que tienen como objetivo conseguir el espacio de trabajo ideal a través del Feng Shui.

Por ello, toma buena nota de estos consejos prácticos que te proponemos, para que puedas aplicarlos en u zona de trabajo en casa, y alcanzar el éxito profesional que te mereces!

FUENTE: WWW.INSPIRACIONALCUADRADO.ES

aurora boreal

Selenofobia, aurorafobia, eosofobia y otras fobias meteorológicas

El 15% de la población sufre trastornos afectivos estacionales.

El cambio de estación, las horas de luz o la ausencia del sol son los responsables del llamado trastorno afectivo estacional, que afecta al 15 % de la población, pero también hay individuos que manifiestan pánico o terror hacia ciertos fenómenos atmosféricos.

Son las conocidas como fobias meteorológicas, algunas relacionadas con acontecimientos admirados por su belleza por la mayoría de las personas, como la luna llena (selenofobia), el amanecer (eosofobia) o las auroras boreales (aurorafobia).

Mar Gómez, meteoróloga de el tiempo.es, ha explicado que los trastornos psicológicos «no entienden de si algo es más o menos bello y lo que para algunos es muy llamativo a otros les inquieta hasta el punto de provocar ansiedad».

Este miedo o fobia «tiene normalmente una motivación, una raíz», ha señalado Mar Gómez, que recomienda a quien lo padezca ponerse en manos de profesionales, «nunca enfrentarse solo a este tipo de trastorno».

De acuerdo con diferentes estudios de psicólogos y terapeutas consultados por Eltiempo.es, las fobias van asociadas normalmente a episodios de alteración o taquicardias; «todo comienza con sudoración o palpitaciones, aunque a medida que la persona se expone al fenómeno los síntomas se incrementan y pueden ser peligrosos».

Mar Gómez ha matizado que este tipo de trastornos no son muy conocidos, debido a que las fobias y los miedos «se suelen llevar en secreto», por lo que el porcentaje de población afectado «podría ser mucho mayor» de lo que se piensa.

Más popular es la «meteorosensibilidad» o trastorno afectivo estacional, relacionado con los cambios de estación, las horas de luz o la mayor o menor presencia del sol, y que afecta al humor o al estado de ánimo de un 15 % de la población, según los expertos.

También los fenómenos meteorológicos son los responsables de ciertas patologías físicas, como los dolores articulares, musculares, migrañas o cambios en la presión arterial.

Las fobias meteorológicas podrían ser hereditarias, pero también pueden estar motivadas por algún tipo de trauma, ha explicado Mar, «por algún episodio traumático en la vida de la persona que, por alguna razón, la asocie con la lluvia, el sol o las tormentas».

Algunas de ellas, además, suelen ocurrir en edades tempranas, alrededor de los cinco años, como el miedo a la luna llena, los relámpagos, la lluvia o las tormentas, por su relación con la oscuridad o las películas de terror.

El trastorno más común es la astrafobia o miedo a los truenos, los relámpagos, los rayos y las tormentas, aunque en países más expuestos a los huracanes o los tornados un porcentaje elevado de personas desarrollan la llamada lilapsofobia.

Menos extendidos son la pluviofobia o miedo a la lluvia, la nefofobia o terror a las nubes, la anemofobia o miedo a las corrientes o al viento fuerte y la criofobia, que provoca pánico a las escarchas, a las heladas y a sentir frío, lo que obliga a quienes lo padecen «a abrigarse más de lo normal».

La aurorafobia, relacionada con el terror a las auroras boreales, es un miedo «comprensible», ha matizado Mar Gómez, porque antiguamente se desconocía su origen, y el miedo al sol o heliofobia llega a provocar una «preocupante» falta de vitamina D en las personas que lo padecen.

Por último, ha destacado la quionofobia o miedo a la nieve, muy relacionada con el miedo al frío y que se manifiesta no sólo al tocar o sentir la nieve, también al ver caer los copos.

Para tratar todas estas patologías existe la llamada terapia cognitiva, ha explicado la meteoróloga, consistente en que el paciente recibe toda la información posible acerca del fenómeno concreto «hasta que lo identifica como algo inofensivo y entiende su fobia como algo irracional».

Y dentro de este mismo tratamiento, la llamada terapia de exposición gradual trata de acercar al paciente de forma progresiva al fenómeno para que pueda controlar poco a poco sus miedos y temores.

«Una persona que tiene fobia a la luna no puede enfrentarse de pronto a una luna llena o una súper luna, sino ir saliendo poco a poco por la noche acompañada de un profesional», ha insistido.

FUENTE: www.heraldo.es